viernes, 6 de abril de 2018

Arreglo del nido

Cuando termina una temporada de cría de cualquier pareja de calzadas, el nido el cual ha sido utilizado unos 6 meses aproximadamente, ya no presenta ese aspecto tan verde, tan cuidado como al principio de la estación. Ha quedado plano con ramas y pinocha seca. Al comienzo de la estación reproductora, está lleno de ramas nuevas en los bordes, se ha construido un cuenco donde la hembra depositará los huevos y donde estarán protegidos del frío, sol directo, etc. Nada más llegar, ya comienza la pareja a aportar palos a la estructura. Los suelen coger de las innumerables ramillas que hay en el suelo, caídas durante los meses anteriores. Tanto el macho como la hembra participan en el proceso de mejora del nido. El macho incansable, aporta los palos que deja en el nido, siendo la hembra principalmente de la colocación correcta. Van trayendo también ramas con hojas frescas, sobre todo pinocha en la zona central. Con esa pinocha tienen que construir un cuenco donde depositarán los huevos. Para conseguir darle esa forma a la estructura, son los adultos los que con su pecho, van aprisionándolas, chafándolas mientras le dan forma de cuenco. El cuenco donde colocarán los huevos, presenta unas dimensiones medias de 27,5 x 25,4 cm con máximos de 37 x 32,5 cm, y una profundidad del cuenco de 6,4 cm con un máximo de 9 cm. Es una tarea que les lleva su tiempo y su esfuerzo. Son las primeras y últimas horas del día, las que dedican más tiempo a estas tareas. Al estar unos seis meses fuera de sus territorios, los nidos usados durante el año, al ya no haber aportes de presas, restos de excrementos, plumas... se limpian de parásitos y están saneados al año siguiente. Al mismo tiempo, el aporte de estas ramas frescas, de estas pinochas, también ayuda al saneamiento de organismos nocivos, tiene propiedades antisépticas.

FOTOGRAFÍA: Javier Gómez

I Simposio sobre Rapaces en Panzano (Huesca)

Siguiendo con el trabajo con la calzada, toca el viernes 1 de junio de 2018, participar como ponente en el I Simposio sobre Rapaces en Panzano (Huesca). Participaré entre 15:45 h – 16:20 h con una ponencia titulada: Águilas calzadas del siglo XXI: adaptaciones y problemas de conservación. Proyecto Valladolid.
Las rapaces y sus hábitats serán los protagonistas del I Simposio Nacional Guara 2018 que se celebrará en Panzano (Huesca) durante los días 1, 2 y 3 de junio de 2018. El encuentro está organizado por la Asociación Empresarios de la Sierra de Guara y el Fondo Amigos del Buitre, además cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Casbas de Huesca y la Diputación Provincial de Huesca.
El objetivo de este I Simposio Nacional sobre Rapaces y sus Hábitats, es crear un foro donde poner al día e intercambiar información y experiencias a nivel nacional en el conocimiento, amenazas y protección de estas aves, establecer prioridades para su estudio y conservación y seguir avanzando en el impulso de medidas que permitan compaginar el uso humano del territorio con la protección de estas especies y sus hábitats.